CARTA A LOS RESPONSABLES DEL METRO y AUTORIDADES DE TRANSPORTE COLECTIVO DE MADRID EXCLUYAN A CAF y SOLARIS DE LAS LICITACIONES 

Santiago González Vallejo

Economista. Ligado a diferentes asociaciones y plataformas. Cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Ha trabajado en USO en acción sindical y en la Secretaría de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible. Cree que un problema democrático es la falta de redistribución económica.

15 abril 2024

Sr. Jorge Rodrigo Domínguez, Consejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras

Sr. Ignacio Vázquez Casavilla, Consejero Delegado de Metro de Madrid

Sr. Pablo Rodríguez Sardinero, Director Gerente Consorcio Regional de Transportes

Sra. Mónica Mariscal Contreras, Responsable del Servicio de Responsabilidad Corporativa de Metro de Madrid.

Asunto: Empresas españolas involucradas en la ocupación y colonización de Palestina, ilegibles para concursos con las administraciones españolas como CAF, COMSA, EDREAMS, GMV, OSSA, TYPSA

Estimados Señores,

Les escribimos en relación al concurso de vehículos y otros concursos próximos.

Como Ustedes saben, hay empresas denunciadas por su actividad ilegal en el Territorio Ocupado Palestino, lucrándose con la ocupación y colonización ilegal que ejerce Israel.

Entre las empresas españolas involucradas en la ocupación y colonización de Territorio Palestino se encuentran CAF, COMSA, GMV, TYPSA en el sector ferroviario, OSSA en construcción de túneles y Edreams en el sector de servicios turísticos.

Algunas de esas empresas (CAF y GMV) han sido denunciadas ante el Punto Nacional de Contacto[i] [ii]dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, por su vulneración de las Líneas Directrices de la OCDE. Estos Líneas dictan que las empresas tienen prohibido participar en cualquier actividad que viole los derechos humanos.

Esto motivó que CAF fuera denunciada ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas por 31 organizaciones incluidas nuestra asociación y Amnistía Internacional[iii] y se reclamase que se incluyera en la Base de Datos de empresas delincuentes.

Complementariamente, hay que señalar que CAF tiene como socio a la empresa Shapir Engineering & Industry, proveedores, entre otros al Banco Hapoalim y cliente a las autoridades de ocupación y colonización (Ministerio de Finanzas israelí, el Ministerio de Transportes y «la administración municipal del Jerusalén israelí”) que promueven los asentamientos en Territorio Ocupado palestino. Todas estas empresas israelíes mencionadas, incluyendo a su cliente Egged, forman parte de las incluidas en la Base de Datos[iv] de las Naciones Unidas de empresas que se lucran con la ocupación y colonización de Territorio Palestino.

COMSA, por su parte, licitó y ganó la construcción y gestión de la línea Azul que va a la colonia de Gilo.

La Autoridad Palestina[v] intentó que CAF dejase ese proyecto de extender, construir y gestionar las líneas Roja y Verde de tren ligero que van desde zona considerada israelí a las colonias próximas, como Pisgat Ze’ev o Neve Ya’akov. Las empresas GMV, TYPSA o las filiales de CAF, CAF Signaling participan en ese proyecto. Otra filial de CAF, Solaris, vende autobuses a la empresa Egged, destinados al tráfico entre Israel y las colonias.

Para llamar aún más su atención, la empresa israelí de asentamientos es un sistema multifacético basado en la construcción ilegal de asentamientos en tierras palestinas confiscadas, el desplazamiento forzoso de la población palestina y la explotación de los recursos naturales palestinos. Estas acciones violan claramente el derecho internacional. Además, es importante reconocer que los negocios y las empresas comerciales que se benefician de estos asentamientos ilegales y operan dentro de ellos actúan en contra del derecho internacional. Su participación no sólo sostiene el régimen de asentamientos, sino que también alimenta su expansión. En consecuencia, estas actividades suponen la mayor amenaza para la realización de una solución de dos Estados y obstaculizan el logro de una paz duradera, y constituyen una violación de la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad».

En resumen, entendemos que Metro de Madrid y la Consejería de Transportes no deben moralmente contratar a ninguna de las empresas mencionadas.

Pero es que, además, las propias normas de Metro o de la Consejería de Transportes de gestión ética y responsable, lo impiden. Las normas de diligencia debida, Código Ético, ASG, Global Compact así lo establecen.

Esperamos que todas estas razones, les llamen a no tener relaciones con las empresas mencionadas.

Atentamente,

Santiago González Vallejo

Comité de Solidaridad con la Causa Árabe

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *