Cuando Israel se atreve a decir: “una operación pirata contra el derecho internacional”

Santiago González Vallejo

Economista. Ligado a diferentes asociaciones y plataformas. Cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Ha trabajado en USO en acción sindical y en la Secretaría de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible. Cree que un problema democrático es la falta de redistribución económica.

20 abril 2024

Esta frase procede del ministro israelí Katz refiriéndose a la operación de fuerzas paramilitares iraníes en el secuestro de un barco de bandera portuguesa, asociado a una empresa israelí. Resulta curiosa esa apelación al derecho internacional procedente de un gobierno israelí (como todos los anteriores) que desoye todas las normas de derecho internacional, incluidas las medidas cautelares dictadas por la Corte Internacional de Justicia, que reclamaba la entrada al enclave de Gaza de toda la ayuda humanitaria y la reanudación de insumos vitales como el agua, la electricidad o la energía.

Además, nos retrotrae al año 2010, cuando se produjo el asalto criminal israelí al Mavi Marmara, barco con bandera de las Islas Comores, que llevaba ayuda humanitaria y estaba lleno de activistas y solidarios internacionalistas, promovido por organizaciones civiles dentro de la Flotilla por la Libertad. En ese asalto, el ejército israelí mató inmediatamente a nueve personas y, posteriormente, murió Uğur Süleyman Söylemez, que se quedó en coma tras las heridas sufridas. En ese asalto pirata, en aguas internacionales, Israel quiso demostrar su capacidad de fuerza y su decisión de mantener el bloqueo permanente de Gaza comenzado el año 2007.

La demanda ante la Audiencia Nacional por las víctimas españolas del asalto militar israelí se archivó, tras el acuerdo de los ministros español, Moratinos, e israelí, Livni, para cambiar y amputar la ley de jurisdicción universal. Incluso se modificó el auto de archivo, hecho inaudito, que pedía a las fuerzas de seguridad españolas que, si algún acusado israelí en rebeldía entraba en territorio nacional como Netanyahu, fuera llevado ante el Juzgado para ser interrogado, y se suprimió que tuvieran ficha policial los acusados, por auto de la Audiencia Nacional firmado por los jueces Ángel Hurtado, Enrique López y Concepción Espejel.

Complicidad con la ocupación israelí

Años antes, en 2001, con topadoras arrancando el asfalto, Israel destruyó el aeropuerto civil de Gaza, financiado parcialmente por España y en donde se entrevistó en 1999 el entonces presidente José María Aznar con Arafat. Nunca se ha reclamado a Israel por la destrucción de esa infraestructura pagada por la ciudadanía española. 

Los pasos fronterizos terrestres de Gaza están controlados por Israel. Israel tiene un acuerdo con Egipto y colaboración europea en el puesto de Rafah, en el que dicta qué entra y cuándo. Las llaves de la cárcel a cielo abierto, con aquiescencia internacional, las tiene un Israel que incumple el libre acceso a un territorio que nunca ha dejado de estar ocupado, aunque se retirasen los colonos en el año 2005.

Las llaves de la cárcel a cielo abierto, con aquiescencia internacional, las tiene un Israel que incumple el libre acceso a un territorio que nunca ha dejado de estar ocupado, aunque se retirasen los colonos en el año 2005

La complicidad con Israel en la ocupación y colonización son pues de larga data. También las de algunas empresas, CAF, COMSA, Edreams, GMV, OSSA, TYPSA, los bancos Santander, BBVA, La Caixa, Sabadell…

Nueva Flotilla por la libertad

Ahora, en el año 2024, otra Flotilla por la Libertad, con barcos civiles, tiene la intención de entregar ayuda humanitaria, 5.500 toneladas, y cerca de 600 solidarios internacionales dar su mano a los palestinos gazatíes. Se irá por aguas internacionales. Las autoridades europeas, españolas, internacionales, saben su destino, Gaza. No se provocará, ni se harán gestos que se puedan considerar hostiles. Recibiremos capacitación no violenta.

Pero no se pedirá permiso a Israel, ni se coordinará nada con un Estado que no respeta el derecho internacional. La ayuda internacional, a cuentagotas, que reciben los gazatíes, controlada por los mismos que los bombardean en Gaza o colonizan en Cisjordania, y aceptada por la Comunidad internacional, está prefigurando el día después, que no aceptamos.

Si se hubieran pedido indemnizaciones a Israel por los bienes destruidos de forma gratuita; si no se hubiera consentido la ocupación y colonización prohibiendo el comercio con las colonias y sancionando a las empresas que se lucran con la colonización; si los jueces y los gobiernos aliados no validasen las investigaciones internas israelíes que legalizan la ocupación, tortura, expropiaciones, expulsiones, presos (me viene a la memoria Juani Rishmawi), matanzas; si los gobiernos no comercializasen con armas y la OTAN no tuviera tratos con una potencia ocupante; si se hubiera excluido a Israel de la FIFA por tener equipos de las colonias o de Eurovisión o las Olimpiadas, organismos que visibilizan el doble rasero de las relaciones internacionales,… quizá no estaríamos aquí, porque los gobiernos habrían cumplido sus obligaciones.

Ahora, un grupo de ciudadanos participaremos en la Flotilla de la Libertad. Queremos una Gaza libre, en una Palestina libre.

https://www.infolibre.es/opinion/plaza-publica/israel-atreve-decir-operacion-pirata-derecho-internacional_129_1766975.html

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *