¿El drama de los presos sólo existe si son israelíes?

Santiago González Vallejo

Economista. Ligado a diferentes asociaciones y plataformas. Cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Ha trabajado en USO en acción sindical y en la Secretaría de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible. Cree que un problema democrático es la falta de redistribución económica.

14 julio 2006

El apresamiento de dos soldados israelíes por parte de fuerzas libanesas vuelve a redoblar el drama de los presos. Al igual que cuando se apresó al soldado francés, con pasaporte de colono israelí, en días recientes en Gaza, la hipocresia occidental ha vuelto a ser mostrada.

Pocos portavoces occidentales recuerdan la situación de los más de 9000 presos palestinos, algunos de ellos niños, por parte israelí. Las leyes administrativas coloniales de detención que aplica dicha fuerza ocupante y la causa de todo ello, la ocupación y la usurpación de las tierras árabes y palestinas por el sionismo.

Ante ello, los mensajes de las potencias europeas es unilateral y de escaso valor moral. Si ellas no ejercen con el ocupante israelí ningún esfuerzo durante todos estos años de liberación y de cumplimiento de las resoluciones internacionales, poca capacidad de convencimiento tendrán. Ahora, después de haber permutado la ayuda a los palestinos en caridad, al hacer un cambio de planteamientos políticos tras la victoria electoral del actual gobierno palestino, menos.

¿Cómo se resolverá la actual tensión?

Con más muertos y sufrimientos del pueblo ocupado y de paso, a los libaneses.

¿Sólo eso?

Depende de si cambia sutilmente la correlación de fuerzas y se modifica la actitud occidental que mira las cosas con anteojeras y con un un espejo deforme. Occidente, podría influir.

En los israelíes mientras no vean señales en rojo ante su plantemiento colonial, expansionista, poco modificarán sus posiciones. Porque los hechos consumados siguen avalando su estrategia. En algún caso han variado su calendario. Pero sin cambiar la construcción de un estado sionista, excluyente y racista.

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *