Israel más que un tufillo contra los derechos humanos sin ser afeado por las autoridades europeas

Santiago González Vallejo

Economista. Ligado a diferentes asociaciones y plataformas. Cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Ha trabajado en USO en acción sindical y en la Secretaría de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible. Cree que un problema democrático es la falta de redistribución económica.

21 febrero 2023

Rumbo a Gaza

El gobierno israelí, nuevamente, ha prohibido la entrada a Israel, y por consiguiente a toda Palestina, incluido el Territorio Ocupado Palestino, a una eurodiputada, Ana Miranda del BNG, tras haberlo hecho antes con otro eurodiputado, Manu Pineda (IU) que preside la delegación para las relaciones con Palestina en el Parlamento Europeo.

Con esto, se demuestra el control israelí sobre quién puede o no viajar a territorio palestino; que se ejerce la ocupación sobre el mismo, sea Cisjordania o Gaza; que no permite o, por lo menos, intenta evitar la crítica a sus políticas de colonización y apartheid, impidiendo contactos de delegaciones políticas críticas a sus políticas. También, desgraciadamente, que las autoridades europeas, en general, son cómplices con esas políticas y tiene doble rasero, ya sea a nivel de europeo o nacional. Sean el Alto Representante y Vicepresidente Josep Borrell, ministros, como el de exteriores, José Manuel Albares que ordenó que España se abstuviera en la votación en las Naciones Unidas sobre pedir un dictamen a la Corte Internacional de Justicia sobre la colonización israelí o autoridades locales, como las madrileñas, sea Díaz Ayuso que concierta entrevista con un acusado de crímenes de guerra, como el ministro de Agricultura israelí, Dichter, o Martínez Almeida que tiene la nariz selectiva para no oler la conculcación diaria por parte israelí de los derechos humanos y el derecho internacional. Hay que reconocerlo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sido la única coherente con un gesto de alerta, como suspender el hermanamiento de Barcelona con Tel Aviv, a la propia población israelí de que la política israelí de ocupación, colonización y apartheid no se puede consentir o ser cómplice.

Ana Miranda, eurodiputada del BNG, formó parte de las personas, como también Manu Pineda, que han apoyado a Rumbo a Gaza en su denuncia del bloqueo que se ejerce contra la palestina Gaza, desde hace más de quince años, ante la falta de compromiso de los aliados del régimen israelí.

Ojalá que esa nueva prohibición israelí de visitar los Territorios Ocupados Palestinos desvele a nuestras autoridades, de todos los niveles, que hay que poner límites a la impunidad israelí.

http://causaarabeblog.blogspot.com/2023/02/israel-mas-que-un-tufillo-contra-los.html

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *