Israel y la deriva moral

Santiago González Vallejo

Economista. Ligado a diferentes asociaciones y plataformas. Cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Ha trabajado en USO en acción sindical y en la Secretaría de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible. Cree que un problema democrático es la falta de redistribución económica.

30 septiembre 2008

La noticia es escueta: han sido condenados israelíes judíos, recientemente adquirida su nacionalidad porque eran procedentes de los países del Este europeo, por ser nazis y dar palizas a drogadictos, homosexuales e inmigrantes y otros «diferentes» prometiendo preservar la raza blanca. El juez dice que ningún judío puede aceptar ese comportamiento, ni puede ser indulgente a pesar de la juventud de los acusados.

La deriva moral es que si la víctima es palestina, esos jóvenes soldados (algunos procedentes del Este, pero otros nacidos allí) pueden golpear, maltratar y asesinar para engrandecer la supremacía «judía». ¿Eso no es fascismo, aunque en lugar de la esvástica, lleve la estrella de David? ¿La ley del retorno por ser «judío» y el rechazo a la Resolución de las Naciones Unidas del derecho al retorno de los refugiados palestinos procedentes de la Palestina histórica, no es un claro ejemplo de un Israel racista.?

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *