Recuperar, crear, fortalecer en la Engaña

Santiago González Vallejo

Economista. Ligado a diferentes asociaciones y plataformas. Cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Ha trabajado en USO en acción sindical y en la Secretaría de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible. Cree que un problema democrático es la falta de redistribución económica.

7 marzo 2016

Sobre unas ruinas en La Engaña (Burgos) se quiere construir un proyecto alternativo, desde un protagonismo feminista.

Las ruinas son un conjunto de edificaciones de la antigua estación ferroviaria construidos en 1930 para que sirvieran de hogar en la denominada Colonia Obrera. Fueron hechos por los trabajadores que estaban horadando la montaña que separa Pedrosa de Valdeporres y la vecina Vega de Pas (Cantabria) e intervinieron en ellos presos republicanos. El túnel ferroviario tiene 6.975 metros. Pero no se puso en marcha. Nunca se tendieron las vías. Sí fueron habitadas las casas.

Sobre esta realidad, ASHEF, una asociación feminista, quiere crear un Centro de Interpretación donde se recojan elementos del quehacer de las vidas de los que construyeron y vivieron en ese lugar; rehabilitar los edificios respetando la concepción con la que fueron construidos y el entorno; finalmente, crear empleo y vivienda estable para mujeres cuidadoras de familiares dependientes y con cargas familiares, conciliando laboralmente en el mismo espacio físico, dando un uso mixto de hospedaje (hospedería y albergue) y centro formativo al resto de los espacios habilitados.

Dúnia Rosell, una de las promotoras del proyecto, lo define con la palabra ´IDENTIDAD; «no debe ser impuesta ni definida por otras personas, es algo personal y concreto, individual y único, tampoco ha de ser invisible e ignorada, tergiversada o manipulada, olvidada o abandonada.»

«La justicia histórica clama devolver la identidad a la estación y a sus trabajadorxs y la justicia social, devolverla al colectivo de mujeres que sacan adelante a su familia solas. Nosotras somos las obreras de hoy.»

El espacio a recuperar, rehabilitar y promover comprende inicialmente la estación y el muelle cubierto. Es posible una segunda etapa continuar estas acciones con el resto de edificios.

Ya se tiene firmado un contrato de alquiler durante ocho años y de cinco como plazo de ejecución durante el que las cuatro personas fundadoras (dos mujeres diplomadas en trabajo social, un arqueólogo e historiador y un geólogo, este último ha sido el restaurador de una de las estaciones del Santander Mediterráneo)   y el resto de las personas que apoyen este proyecto o voluntarios que se animen a participar en trabajo voluntario tienen un gran reto. Aunque es un proyecto de mujeres y para mujeres están invitadas a incorporarse todas aquellas personas que lo deseen de cualquier lugar, edad o sexo.

Las administraciones abandonaron La Engaña y la comunidad la saqueó. Ambas deben implicarse con ASHEF en su recuperación social e histórica. Ya han empezado las jornadas de trabajo voluntario y la campaña económica de apoyo, vía microfinanciación. Todo para construir una planta viva y alternativa.

 

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *