Seminario “El futuro europeo de la cooperación al desarrollo (2014-2020)- el Parlamento europeo decide”

Santiago González Vallejo

Economista. Ligado a diferentes asociaciones y plataformas. Cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Ha trabajado en USO en acción sindical y en la Secretaría de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible. Cree que un problema democrático es la falta de redistribución económica.

18 enero 2013

El Seminario tuvo lugar en Aranjuez, los 2 y 3 de diciembre de 2012.
El objetivo fue discutir sobre el nuevo Instrumento de Financiación de la Cooperación al Desarrollo (ICD) dentro de la política de Cooperación de la Unión.

Este Instrumento cuenta con una dotación, según la Propuesta de la Comisión Europea, de 23,3 mil millones de euros para el periodo de tiempo 2014-2020 (en función del acuerdo final sobre el próximo marco financiero plurianual). Esta cifra supondría un aumento notable respecto a los 16,9 mil millones destinados a este Instrumento en el periodo 2007-2013. La IDC nueva pretende coordinar mejor los esfuerzos de todos los donantes europeos, simplificar los procesos, reducir el número de programas y ajustarlos mejor a las estrategias de desarrollo de los países en cuestión.

Los ponentes del seminario fueron los eurodiputados Santiago Fisas (Partido Popular Europeo), Ricardo Cortés (Socialistas y Demócratas Europeos) representando al Parlamento Europeo y Javier Raya como representante de la Comisión Europea, DG de Desarrollo y Cooperación – EuropeAid. Participaron, además de Jesús Manuel Gracia Aldaz, Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, unas 150 personas de diferentes asociaciones de cooperación al desarrollo, estudiosos, USO-Sotermun y la patronal española CEOE.

Santiago Fisas y Ricardo Cortés coincidieron en la necesidad de que el nuevo ICD no excluyera sistemáticamente a los países con renta media-alta de la ayuda bilateral, ya que el indicador principal para medir dicha renta está siendo el PIB. Hicieron especial hincapié en tener en cuenta otros indicadores, como la vulnerabilidad y la desigualdad a la hora de catalogar a los países receptores de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

Además propusieron una salida escalonada de los países que definitivamente quedaran fuera de la AOD bilateral, y no de un año para otro. Javier Raya, de la Comisión Europea, destacó que la exclusión de la ayuda bilateral no significa que se deje a estos países a su suerte, seguirán optando “a la ayuda regional, al igual que a los fondos de financiación de combinación de financiaciones y préstamos, y seguirán siendo beneficiarios de programas temáticos y del instrumento de asociación”. Se acogió con satisfacción la propuesta de instituir un programa temático ICD exclusivamente para el continente africano.

Entre las principales conclusiones de este Seminario, además de la no exclusión a priori de los países de renta media, la incorporación en la financiación al desarrollo de una parte del posible Impuesto de Transacciones Financieras, haciendo un seguimiento claro y directo, para ver quién y cómo va a pagar este impuesto. Además, y lógicamente, la lucha de la UE contra los paraísos fiscales y la elusión y fraude fiscal.

Se discrepó de la coherencia de políticas de la UE (comercial, tratados de libre comercio, etc) y se reclamó una condicionalidad para la cooperación bilateral de la UE, buscando que los gobiernos trabajen en la mejora y cumplimiento de los derechos humanos básicos, incluyendo los laborales.

Se pidió que el nuevo ICD debe ser una herramienta más flexible y más eficaz; crear fondos no asignados para casos imprevistos y establecer procedimientos flexibles para su ejecución.

Debería fortalecerse el diálogo con la sociedad civil, el estado de derecho y de la buena gobernanza. Convendría fomentar el diálogo con los países receptores para que sean ellos los que decidan cuáles son sus necesidades y dónde quieren invertir la ayuda.

Finalmente, se aludió a la supuesta cooperación China y qué valores debería contener la cooperación del sector privado, señalando la necesaria mejora de los aspectos fiscales, integración de la buena gobernanza corporativa, aumentar la transparencia de su gestión, etc.

Estas conclusiones serán aportadas al ponente del Proyecto de Informe del PE, Thijs Berman (Holanda, PSE).

https://www.ituc-csi.org/por-que-un-panel-sobre-la-pobreza?lang=en
https://www.ituc-csi.org/por-que-un-panel-sobre-la-pobreza?lang=en

También te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *